Moda sostenible para niños

Moda sostenible para niños
16 junio, 2021 jessica_mamafelisa

Por mucho tiempo, el mundo de la moda sólo se preocupó por generar prendas, colecciones y tendencias. Pero ante la crisis ambiental que atraviesa el planeta, como consecuencia de nuestra acción, esta industria también ha tenido que tomar medidas para corregir el rumbo.

En este sentido, han sido varias las firmas que se han unido a la moda sostenible, tanto en prendas para adultos como en la moda infantil. 

¿Qué es la moda sostenible?

Es importante tener en cuenta que la industria textil es una de las más contaminantes que existe, pues se estima que el 90% de sus productos terminará siendo basura. Asimismo, para la producción de su materia prima, es decir las telas, se requieren grandes cantidades de agua y energía, para producir una sola pieza.

En contraposición, la moda sostenible nos presenta prendas pensadas en cuidar el medio ambiente al tiempo que son beneficiosas para la salud de los consumidores. Este concepto es posible, mediante la utilización de materiales de origen natural, libres de tóxicos, así como reciclados o reciclables. Todo esto mientras nos deleita con hermosas tendencias. 

Sumado a lo anterior, la moda sostenible opta por la implementación de procesos con bajo impacto ambiental. De esta manera, vela porque desde la manufactura hasta la comercialización de las prendas se genere la menor huella de carbono posible o incluso sea inexistente. 

Otro importante principio de la moda sostenible viene dado por el respeto y constante preocupación por las condiciones, económicas y laborales, de quienes intervienen en la totalidad del proceso. 

¿Cómo reconocer las prendas sostenibles para niños?

Ahora bien, esta conciencia ecológica si bien no es algo nuevo, apenas está teniendo receptividad masiva. Esto trae como consecuencia, que no todos estemos familiarizados con las características que debe tener una prenda para ser considerada sostenible y nunca faltarán inescrupulosos que se aprovechen de eso. Por ello, les ayudamos a reconocer estas piezas y no poner en riesgo la salud cutánea de nuestros pequeños.

Lo primero que debemos saber es que toda marca que se autodenomine como ecológica debe certificarse como tal. De esta manera, GOTS (Global Organic Textile Standard) establece los criterios tanto ambientales como sociales para calificar fibras con la condición de orgánicas, certificando la inexistencia de elementos químicos en las fibras destinadas en la elaboración de prendas.

Como este organismo, existen otros que certifican el cumplimiento de estrictos criterios de cuidado medioambiental. Esto permite que las piezas sostenibles cuenten con una etiqueta ecológica, con lo cual pueden distinguirse del resto de las prendas convencionales. 

Además de este etiquetado, con las características que desarrollaremos de seguidas podremos aprender a identificar fácilmente cuando estemos ante estas prendas.

¿Por qué optar por la moda infantil sostenible?

Consumir de manera desmesurada, ha repercutido negativamente al planeta y a la larga seremos los propios humanos los más afectados. Por ello, es urgente que en todos los ámbitos de nuestras vidas intentemos parar y de ser posible revertir los daños que hemos causado.

¿Qué mejor manera de lograr esta hazaña que tomando medidas en una de las industrias más contaminantes? En nuestro papel de madres y padres podemos no sólo adoptar un estilo de vida más verde, sino que podemos inculcar esta mentalidad sostenible a nuestros hijos. 

Es hora de dejar de lado el consumo rápido, el comprar, usar y tirar en cuestión de una temporada. La moda sostenible nos invita a elegir prendas atemporales de alta calidad y durabilidad. Todo ello, con miras a garantizar la continuidad de múltiples beneficios, entre los que podemos agrupar:

Cuidar el planeta

La idea es economizar recursos naturales, de manera que el planeta pueda regenerarse. Por ello, la moda sostenible apuesta por el uso de materiales reciclados y transformados en materiales de mejor calidad, por su resistencia y durabilidad.

En esta tarea podemos involucrarnos todos, ya que el slow fashion está disponible para toda la familia, desde moda de bebés hasta para los abuelos.

Conservación de la salud

Los tejidos en los que nuestra ropa está elaborada son de gran importancia, pues estarán en contacto directo y constante con nuestra piel. Ahora imaginemos cuán importante es este aspecto al tratarse de la piel súper delicada de los niños. 

En este sentido, las prendas ecológicas, están elaboradas en su mayoría con materiales naturales, tales como algodón orgánico, bambú o seda pacífica. En su defecto, por materiales transformados, como el eco poliéster. En igual sentido, lo que se refiere a los tintes para aportar color a las telas, estos son naturales, libres de tóxicos y químicos. 

Todas estas características, disminuyen las probabilidades de alergias e irritaciones en la piel de los niños. Al tiempo que estas fibras naturales permiten que la piel de los chiquitines respire mejor.

Aprendamos a economizar

Otro punto a favor de la moda sostenible es que a largo plazo estaremos ahorrando dinero. ¡Sí! En un primer momento, puede parecer que la ropa sostenible es cara. Pero en realidad, esta inversión inicial la veremos muy bien compensada con la durabilidad y resistencia de las prendas, simplemente están hechas para durar.

En el caso particular de los niños, estas piezas resistirán todos sus juegos y además, pueden heredarse al siguiente hermanito y estarán en perfectas condiciones.

Las firmas que ya son slow fashion 

Ahora que nos convencimos de apoyar la moda sostenible, debemos buscar donde comprar este tipo de ropa para niños. Al principio puede costarnos un poco, pero cada vez más firmas se unen a esta cruzada por el bien del planeta. 

Algunas muy conocidas ya han incluido una línea infantil sostenible, entre ellas Zalando y H&M. Por otro lado, encontramos marcas especializadas en moda sostenible para niños como: Småfolk, Sense Organics, Fred’s World, Hessnatur, Tiralahilacha, Don fisher, ualla_bcn, VEOVEO, Cosmosophie, Twin & Chic, entre otros.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*